¿Te vistes de mantilla en Semana Santa? Parte 2

¿Qué tipo de mantillas hay?

Las mantillas más habituales son las de tipo Chantilly o las de blonda bordadas. En las primeras el tul y el bordado van tejidos en una misma operación, hilo continuo, mientras que en las de blonda bordada el dibujo va bordado posteriormente sobre el tul. Ambos tipos de mantillas pueden ser hechos a mano o a máquina.

En cuanto a la forma las hay rectangulares, y triangulares. Estas últimas pueden ser pequeñas pañoletas o grandes mantillas que sirven para llevar con peineta. Las de Francia suelen ser triangulares, mientras que las españolas son ser rectangulares. Existe un modelo español clásico, que ahora ya no se hace que consiste en una mantilla con un gran volante.

MANTILLAS DE CHANTILLY

Son las mantillas elaboradas con encaje de Chantilly. Esta modalidad de encaje lleva el nombre de la región francesa donde se desarrolló y popularizó. Es muy valorado por la riqueza del hilo y la dificultad y belleza de sus diseños.En realidad le llamamos así a muchas mantillas que son de diferentes lugares, y tipos de punto, pero se ha quedado este apelativo “por extensión” para todos los encajes con un diseño rico y complejo que se realiza con hilo fino. Son mantillas muy transparentes y ligeras.

Mantilla de chantilly

MANTILLAS DE BLONDA
Ahora se llama de blonda a la mantilla de encaje español, se distingue de las otras porque lleva grandes motivos florales y unas ondas en el borde muy marcadas. Está tejida con dos tipos de hilo, uno brillante y otro mate para aumentar la sensación de relieve.
Es un tul bordado, en realidad no sería propiamente encaje. Son famosas las mantillas de blonda bordadas (encaje granadino). Sobre un tul industrial se borda a mano o a máquina el dibujo que forma el encaje, son por tanto un poco más pesadas que las de Chantilly, pero el resultado es muy bonito y aparente.

Mantilla de blonda

FORMA DE LAS MANTILLAS
Las mantillas las hay triangulares o de media luna y rectangulares. Éstas últimas son las conocidas tradicionalmente como mantillas de “velo de toalla” aunque cada vez más se están poniendo de moda las mantillas en forma triangular o de media luna ya que se le puede dar más utilidad porque sirven como chal para acompañar a un traje de fiesta. Aquí tenéis las dos formas de las que os estamos hablando:

Formas de las mantillas

Aquí podéis ver cómo queda con peineta una mantilla con forma triangular:

Mantillas de tres picos

¿MANTILLA A MANO O A MÁQUINA?
Indudablemente una mantilla a mano es mucho más valiosa que una mantilla a máquina aunque las primeras no están al alcance del bolsillo de muchas personas. No por llevar una mantilla que no sea a mano vas a ir mal vestida de mantilla. Te vamos a dar diferentes opciones y consejos que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu mantilla.
Si optas por una mantilla a máquina es muy importante a tener en cuenta el dibujo y sobre todo la blonda. Esta debe ser de una sola pieza, es decir, no debe ir unida al centro de la mantilla por ninguna costura. Debes de tener cuidado porque hay algunas mantillas a máquina que por un lado son de una pieza pero por el otro si llevan uniones y esto hace que la mantilla se vea de una calidad inferior.Con una mantilla a máquina con estas características puedes ir perfectamente vestida de mantilla y gastarte alrededor de 200,00€.

Mantillas a máquina

Las llamadas mantillas semi-mano son mantillas de muy buena calidad, se utilizan los mismos hilos y los mismos dibujos que las mantillas a mano. Están realizadas a máquina de manera artesanal y los remates están hechos a mano. Es lo más parecido a una mantilla a mano y hay que ser muy entendido y tocarla para darse cuenta que no está hecha a máquina. Estas mantillas son bastante más económicas que las hechas tootalmente a mano. El precio de una de una mantilla hecha en semi-mano puede ser de 750€ y de la misma totalmente a mano de 2.500 €.

Mantillas a mano

Esperamos haberos ayudado pero si tenéis alguna duda os la aclaramos encantados.

Que tengáis buena semana Santa

Lina Sevilla 1960 es la marca de moda flamenca con mayor trayectoria y reconocimiento internacional por sus trajes de flamenca y sus complementos. Su sello de distinción es la elaboración artesanal y tradicional de sus diseños en la que no tienen cabida el proceso industrial.

4 comentarios en “¿Te vistes de mantilla en Semana Santa? Parte 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *